Los imprescindibles en el bolso de mamá. ¿Qué llevas tú?

Si el bolso femenino suele ser un pozo misterioso y sin fondo, el bolso de las mamás multiplica su capacidad casi hasta el infinito. Y si es mamá de bebés, todavía más. No queda otra, porque los niños tienen esa extraña atracción por el peligro, la suciedad, el hambre, el llanto, la caquita o la fiebre en los momentos menos oportunos. Así que hay que estar siempre preparadas, ¿verdad, mamás? Mamá precavida vale por dos… o por cinco.

Pero, como en todo, a la hora de llevar lo imprescindible en el bolso también hay mamás primerizas y mamás profesionales. ¿Cuál de ellas eres tú?

Mamá primeriza. Lo imprescindible

-Lo que nunca puede faltar en un bolso, de ninguna manera, son pañales de repuesto. Porque aquí el “por si acaso” es siempre una seguridad.

-Tampoco pueden faltar los chupetes, siempre más de uno y siempre en su portachupetes.

-Ni toallitas húmedas multiusos, de esas que lo limpian todo con suavidad. La silla, el bebé, los juguetitos, el bolso, tus manos, tu cara…

-Ni pequeños juguetes, especialmente alguno de sus favoritos. Hay muchos momentos de aburrimiento en la sillita o en el coche.

-No te olvides tampoco de la ropita de repuesto (calcetines, babero, zapatitos), y al menos una muda en invierno. Los niños dominan todas las formas posibles de ensuciarse o mojarse.

-Y, por supuesto, que nunca falte algo de comida. El biberón, si le toca, galletitas o cereales, fruta, alguna chuche. Y agua, lo más importante. 

Mamá profesional. Lo imprescindible y más allá

La mamá pro siempre va un poco más allá en el “por si acaso”. Porque sabe que lo que puede pasar va a pasar. Y pueden pasar tantas cosas…

-Un pequeño costurero para remendar rodilleras o coser botones.

-Botiquín de emergencia, con tiritas, pomada, Dalsy, crema solar, jabón desinfectante…

-Set básico de cubiertos y plato, para el potito, el puré o la fruta.

-El cambiador portátil es también muy útil y, desde luego, más higiénico.

-Bolsitas de plástico, que sirven para todo: ropa mojada, pañales sucios, botas llenas de barro, restos de comida.

-Un pequeño neceser con lo básico: cepillo, cremita suavizante, gasas limpias, kleenex y un botecito de colonia Mimitos. Es importante mantener a tu bebé siempre bien perfumado y limpio.

 

¿Y para ti?

Sabemos que tu bebé es tu prioridad, pero eso no significa que tengas que olvidarte de ti. En Perseida queremos que estés siempre guapa, en todo momento. Así que en tu bolso deja siempre hueco para tu pequeño neceser de maquillaje. Un poco de brillo de labios y colorete, rímel, pantalla solar… y tu perfume favorito Flower of Zen.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.